domingo, 11 de diciembre de 2011

Reestreno de la Impala

Cuando fui a por la Impala a Barcelona, en julio, me encontré con que el depósito estaba muy feo. Pedía pintura a gritos, cual madridista un equipo capaz de aguantarle al Barça más de veinte minutos. Jaume me dijo entonces que conocía un sitio allí que lo hacían muy bien.

Aprovechando que la Impala volvió a su tierra de origen en octubre para la Montesada y abusando de la amabilidad de Pep, tanto que sé que por si por él fuera, sólo nos habrían ganado por 0-1, le dejé el susodicho depósito para proceder a su operación de estética.

Ya ha llegado. Espectacular. Si Messi fuera pintor, no lo habría hecho mejor. Además de bien pintado, ha venido con todos sus adhesivos, incluso los que no tenía cuando la compré y un grifo nuevo "a más a más".

Me comentó Pep que podía pintar de negro la parte de abajo, la que va sobre el chasis pero después de pensarlo me ha pasado lo de siempre. Sin sitio para poder pintar con calma y con vecinos deseando denunciar al que pase por allí, decidí dejarlo para mejor ocasión. Puede que en un plazo no muy largo ponga solución a esa carencia.

Muchas gracias a los culpables. Que pongan a enfriar un montón de Moritz porque van a hacer falta.

Así llegó, con su etiqueta de recambio original y todo:






Como el frío es bueno para las zonas doloridas, he aprovechado que la temperatura era la que era para aplicar hielo allí donde se precisaba:


Para terminar, una cita de Pérez Galdós: "pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que el Madrid no se rinde". Creo que era así o parecida.

Gracias y enhorabuenas a partes iguales. La moto ha quedado preciosa, en los semáforos es el centro de todas las miradas y en el campo... para qué hablar. Mis respetos.

Por cierto, ¿no venderéis a Messi, verdad? :-)

viernes, 9 de diciembre de 2011

Mañana de la Inmaculada en moto de trial

Pues sí, una mañana divertida en la sierra madrileña con Ángel de Areba, que me llamó para ver si podía salir un rato a desentumecer articulaciones trialeras y, de paso, probar la SWM que le acababa de hacer Juanjo Blanco. 

El día amaneció perfecto para montar por el campo: sol y frío. Nada mejor para una moto refrigerada por aire.

La SWM de Ángel no es la Jumbo amarilla que todos conocemos y de la que se ven algunas unidades por los triales. Ésta es una TL 320, la moto campeona del mundo en 1982 con Giles Burgat a su lomo. Curiosa, difícil de ver hasta que te acostumbras a ella, con un sonido molesto por sus numerosos decibelios pero que va realmente bien.
Difícil competir en belleza con una Cota

Una muestra del sonido. Metálico, agudo y algo molesto. Supongo que se acostumbra uno en poco tiempo:

video

Con esta moto me ha pasado como con la Fantic 240. A pesar de ser dos y tres años mayores a la 330, por ejemplo, tienen detalles de acabado que le dan varias vueltas a la Montesa. Las guías para que los cables no se enganchen, el tornillo de ajuste de altura para la palanca del freno trasero, el alojamiento de la palanca de arranque y un montón más que este gualtrapa no es capaz de ver, le abren los ojos a uno para darse cuenta de porqué nuestra industria se fue al garete. El proteccionismo es algo intrínsecamente malo y si le sumamos unos sindicatos caracterizados por no ver más allá de su sectarismo y sus prejuicios, tenemos que algo muy grande desapareció en cuatro días. Es cierto que SWM dejó de fumar también pero nuestras fábricas tenían una ventaja que les debería haber permitido sobrevivir si hubieran investigado y competido de verdad y no limitarse a la pelea de tuertos que se produjo de puertas para dentro. Fantic sigue funcionando.

Esta moto además tiene como curiosidad que tiene motor Rotax. El carburador no va directamente al cilindro y se mete en el carter (se puede ver más o menos en la foto anterior), con un sistema que no soy capaz de explicar por ignorancia pero que hace que la moto arranque espectacularmente bien siendo, de hecho, la que mejor lo hacía en la época.

Reponde bastante bien y sorprende su capacidad de giro. El único pero que le puedo poner (estética y sonido metálico aparte) es que es algo brusca, aunque es posible que se solucione con un buen piloto sobre ella.

Un vídeo de Ángel haciéndose parte de una zona del Campeonato madrileño de este año:

video


Yo llevé la Honda TLR 200, tan fiable como siempre. Aquí estoy replicando a Ángel en la misma zona. Es evidente quién tiene mejor estilo. No hace falta que os pronunciéis, de hecho prefiero seguir viviendo en mi mátrix.

video

En fin, una mañana muy agradable. Deberíamos hacer esto mucho más a menudo. No dejan de ser unas pocas horas con una productividad que pocas cosas tienen, si no contamos con una paella de marisco en Cheste, por ejemplo. Por cierto, embaularse una paella para cenar también tiene sus bemoles. Bueno, otros se cenan un arros amb ceps en Tona todos los años y no pasa nada.

lunes, 21 de noviembre de 2011

348 & Cia.

Soy consciente de lo cansino que puedo llegar a ser pero es que con la 348 estoy que no micciono.

El sábado tuve la suerte de compartir unas horas con Julián, Carlos y Germán que fueron de lo más agradable por tres razones:

1.-Estupenda compañía
2.-Sesión de taller, es decir, sigo con mi F.P. particular.
3.-Paseo por el campo con las motos que, sorprendentemente, también sirven para montar en ellas.

Germán vino con dos motos. Una 247 preciosa pero con problemas de ajuste que hacen que no vaya como debe. Después de cambiar el retén del cigüeñal por el lado del encendido y de ajustar el avance, sigue mal por lo que tocará operar a corazón abierto. La otra es una 348 segunda serie, tan bonita o más que la primera y que esta sí, iba realmente bien. Como Germán cuida mucho el aspecto estético, me vino muy bien para comparar su moto con la mía y ver qué tenía que cambiarle para dejarla original, que es como me gustan.

Unas fotos de las dos juntas:

A la izquierda la de Germán

A primera vista, hay cambiar el faro, acelerador, manillar, puños y poner manetas negras con sus guardapolvos. Posiblemente deje el manillar de momento. Por cierto, si alguien sabe cómo conseguir el guardapolvos del acelerador, ruego me lo haga saber. En esta foto se ve mejor cómo deben ser los elementos a cambiar:

Original como ella sola. Sólo falta tener subido a Rathmell.

El cuentakilómetros con su soporte y su correspondiente cable de reenvío también tienen que ser instalados. Estos son los elementos originales:

Cuentakilómetros, soporte y cable de reenvío originales

Otra de las cosas que tendré que ponerle son los adhesivos que le dan ese toque especial. Estos son los que debe llevar:

No falta detalle
Como no hay nada peor que un friki cabezota, también busco algo que Germán oculta debajo del asiento y que, aunque no se vea, debe estar en su sitio. En la foto se ve a lo que me refiero:

Si no fuera porque es un gran tipo, le odiaría por ésto

Efectivamente, la caja de herramientas con su trapo original y todo. Una vergüenza. Lo peor fue su cara de disfrute mientras me lo enseñaba.

Un detalle que no puedo dejar de señalar es el magnífico trabajo realizado en las botellas de la moto que como sabéis, vinieron pintadas de negro, lo que queda horroroso y ahora incluso anacrónico dado que las góticas nos han dejado. No voy a decir que lo hice yo porque pecaría de inmodestia :-))).

Aprovechando que desmontábamos la horquilla, Julián le cambió los retenes mientras servidor decapaba. Ya dice él que debo dedicarme a trabajos de valor añadido, lo que traducido significa que esté donde no pueda romper nada :-))  La verdad es que quedaron mejor que nuevas:

Trabajo profesional
Después del atracón de 348, salimos a montar un rato con las 348, la 349/4 y la Enduro 250 de Julián. Esta última, es preciosa.

Un vídeo donde se ve lo bien que va la 348 aunque habrá que cambiar el condensador porque en caliente sólo arranca empujando. Aprovecharemos para experimentar con algo "nuevo". Ya publicaremos el resultado.

video

Como ya empezaba a sentirse un vacío en el estómago y siguiendo la moda, paramos en una gasolinera. Mientras comíamos, dos guardias civiles de tráfico decidieron lo mismo (o escoltaban a alguien, quién sabe) y se encontraron con esta imagen:

No matrículas, no papeles, no ná

Se tiraron un buen rato mirándolas y comentando algo entre ellos antes de entrar. Mi teoría era que estaban decidiendo cuántas recetas nos iban a extender. Julián decía que como son tan moteros o más que nosotros, estaban simplemente disfrutando del espectáculo. Afortunadamente, tenía razón él porque no nos dijeron nada. Lo cierto es que el espectáculo era como para disfrutarlo. Porque son bonitas como ellas solas.

Una vez se hubieron ido, hicimos lo mismo por si se arrepentían y decidían volver. Antes una foto de los susodichos:

Germán, Julián y Carlos

Según vaya cerrando el círculo con la 348, iré dando la murga.

Abrazos.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

348

Hace treinta y cinco años, estaba comentando con un amigo que había estado en Cantó para comprar una moto por las notas y que como la Minicross y la Cota 49 no la recibirían hasta pasado el verano, había elegido una Scorpion 50 R que tenían disponible. La paciencia nunca ha sido una virtud que me adorne y menos en esa época. Recuerdo perfectamente las palabras de mi amigo: "pues yo prefiero esperar a  la moto que quiero a tener una que ni conozco. Yo estoy esperando a que salga una Montesa totalmente nueva que se llama 348". Era la primera vez que escuchaba esa extraña combinación de dígitos (no compraba revistas de motos porque no tenía un duro nunca así que no estaba al día).

Montesa siempre ha elegido cifras curiosas para bautizar a sus modelos de trial. No sé muy bien por qué, ya que en enduro o motocross no era así. Salvo la Cota 25, el resto se quedaba siempre a un paso o dos del redondeo como la 49, 74, 123, 172, 247 o la 348 que es la que nos ocupa ahora. Luego vendrían la 349, la 242, la 330, etc. Lo curioso es que debería haberse llamado 304 o algo así porque su cilindrada es de 305cc., no sé por qué optaron por hacerla parecer de 350cc.

También recuerdo perfectamente la impresión que me dió la primera vez que la vi, allá por diciembre de 1976 y cómo sonreía el mamón aquél restregándome la moto más bonita que había visto nunca mientras decía, "¿ves cómo es mejor esperar?". "A mí no me habrían comprado una moto tan grande" contesté intentado que no se me notase la envidia, aunque lo que decía era cierto. Estaba hipnotizado con la línea de la moto y de su sonido,  grave y nada estridente.

Para más INRI, aparecieron 348 como setas y a mi alrededor todos tenían una, supongo que cayó la lotería por la zona o algo. Esta preciosa foto es de 1978 y el grupo son amigos que, salvo el de la izquierda que tenía una 247 U.K., el resto tenía 348. El de la derecha es Gerardo, un loco que se hacía una recta de dos km. en caballito y en quinta (sentado) y con el que hace unos meses he vuelto a contactar:



Esta introducción tan larga tiene como objeto situar la importancia que para mí tiene este modelo en concreto. No la tuve a pesar de ser la que más me gustaba. Más que la 172 que tuve la suerte de disfrutar unos años después y que la 125L que supuso mi última moto hasta pasados muchos años en que volví a este maravilloso mundo.

Quizá por ello cuando compré una moto corriendo para el cursillo de Mick hace ahora nueve años, fue una 348, en este caso Trail, la que sale en la foto de portada del blog y poco despùés una 348 Malcolm Rathmell a Ramón Sallés que dejé hecha una preciosidad. Pero fue en un momento en que estaba totalmente absorbido por el trabajo y actuaba de forma compulsiva por lo que vendí las dos para que entrara la 330 que me ha acompañado en los triales los últimos siete años.

Hace ahora dos años, el trabajo cambió, mi estado mental también. Desde entonces me he preguntado un montón de veces por qué vendí la 348 si me encantaba. Al menos con esa venta gané un amigo, Miguel.

Como el diablo la lía, dos días antes de ir a Cabrianes tropecé con una anuncio de una en muy buen estado y que estaba muy cerca de allí. Una llamada y el viernes 28 de octubre acabó en la furgoneta de Paco Chana, como se ve en la anterior entrada, la de Cabrianes 2011.

Quitando que el faro no es el suyo, que le falta el cuentakilómetros y que un mamonazo pintó las botellas de negro, la moto está original y en muy buen estado.

Esta foto me encanta porque están las dos Cotas que más me gustan, la 348 y la TG que tan bien se portó en Cabrianes:

La primera Cota y su evolución

Desde esta perspectiva también son preciosas

Mira que está bien hecha

El funcionamiento no era bueno, no mantenía el ralentí y sonaba como si le entrara aire por algún sitio y por ello la llevamos al taller de Julián a ver qué le pasaba. Al ver que tenía muy poco aceite en el embrague, parecía lógico pensar que el retén del cigüeñal podría estar mal y ya puestos, cambiamos los dos (cuando digo cambiamos quiero decir que Julián cambió).

Aquí se ve cómo se extrae el volante de inercia con un extractor original Montesa. Lujos que pocos se pueden dar :-)

video

Al abrir la tapa del encendido, vimos que estaba muy sucio el alojamiento de éste, por lo que también ese retén parecía estar mal.

La foto se hizo después de pasar un trapo pero tenía aceite




Limpieza de filtro de aire, muy sucio, gomaespuma cambiada y limpieza del carburador y la moto funcionó muy bien pero sólo durante un rato. Parece que algo falla en el carburador, seguro que se soluciona el próximo día.

El filtro estaba asqueroso y la gomaespuma fosilizada

El Amal también estaba guarrísimo y algo le sigue pasando

Al menos dió un rato de satisfacción.

Nada más arrancarla, sonaba muy bien:

video

En el campo se portó muy bien hasta que dejó de hacerlo, claro. Se me hacía raro por la postura tan distinta, tendré que echarle unas cuantas horas si quiero correr algún trial con ella, que es lo que pretendo. Me importa muy poco que no sea la mejor para competir porque, al fin y al cabo, tampoco yo sirvo para eso. Aunque después de ver ganar a Cirera en Robregordo con una, me parece que es problema de pilotaje, no de moto.:


video


Para terminar, pregunta de trivial:

¿Para qué es este hueco que tiene en la tapa del embrague?

Esta imagen sale en la prueba del Solo Moto pero no explica para qué sirve.

En fin, como decía dicha revista, "SENCILLAMENTE EXTRAORDINARIA"


lunes, 31 de octubre de 2011

Cabrianes 2011 - XV edición


El mejor trial que conozco. No se me ocurre mejor inicio de la crónica.

INTRODUCCIÓN

Es cierto que tiene la ventaja de ser todo en tierra, excepto la zona ex-ciega, ya que este año era una más. No me gustan las piedras. Debe ser porque tienen tendencia a estar duras y no sé qué me duele más, si golpearme yo o que lo haga la moto. En cualquier caso, no me gusta. Rarito que es uno.

Jaume Casadesús, el alma de esta prueba, decidió hace un par de años, tras el sabático 2009, que limitaría la participación a motos pre-65 y pre-72 aún a costa de perder participantes. Está claro que no le gustaba la deriva del trial clásico.

El año pasado no fue posible pero éste quería correr porque lo echaba de menos. Pero tenía un problema. Sin BSA y con la CG deseando sodomizar a todo aquél que se le acercara, no había moto apta para correr. Pero claro, tener amigos como Julián, además de un lujo difícilmente pagable, es una garantía para que los problemas se reduzcan a cero o casi.

Dado que su hombro no está para juergas trialeras, me propuso que si quería, podía usar su TG y lo cierto es que mi primer impulso fue no aceptarlo porque no me gusta utilizar las motos de otros. Pero en este caso no era la moto de "otro", era la de Julián y eso cambiaba las cosas. Aunque debo añadir que me daba mucho miedo hacerle el más mínimo rasguño.

No sólo me dejó la moto sino que le dedicó un carro de horas para dejarla lista (pincha aquí y sabrás qué le hizo). Ya decía antes que es muy complicado saber cómo pagar ésto.

VIERNES

Un viaje largo sin la compañía habitual, lo que lo convierte en algo pesado y poco agradable, paliado algo por los Eagles.

Llegada al Hostal del Camp, por cierto, absolutamente recomendable. Allí me esperaba Paco Chana que estaba como loco por correr este trial, posiblemente después de escucharme un montón de veces lo magnífica que es esta prueba. Hasta se había hecho una Impala trialera que recogió el día anterior y sin haberla montado nunca, claro está.

SÁBADO

Llegada al paddock y primeras sensaciones que me encantan. Olor a tierra mojada, motos, trialeros, remolques.
La máquina recién llegada

Lamento no tener fotos de la moto de Paco porque es una preciosidad. Sólo puedo mostrar ésta. Al menos se puede admirar ese trasero de top model:

La Impala junto a una 348 de la que hablaré otro día

Como se observa en la foto, el bueno de Paco algo de material lleva a los triales. He de decir que su hija es una fantástica piloto de trial que ahora se ha tomado un respiro y de ahí el espectacular chiringuito. Un tipo genial, Paco.

Yo me estaba poniendo algo nervioso porque había mucha agua por todas partes y eso suele significar barro cuando la juntas con la tierra, cosa que no me gusta nada, ni siquiera cuando dos pibones se pelean sobre él. Más que nada porque con una moto que no conozco más que de vista porque no la he utilizado más de un rato el otro día, no es lo mejor para trazar sobre ese jabón que se forma.

Después de bajar la moto, me dirijo a saludar a los amigos y lo primero que veo es:

Se echó de menos al gran Pinet y su inseparable Vera. Juraría haber oído su voz comentando algo de su hermana .
Un fuerte abrazo, Ricard.
Recuerdo el estrés que sufrí cuando el primer año que corrí aquí (2003) por si me la pegaba al subir la rampa. Y sigue mosqueándome, que es lo más preocupante. Encima me entero que nos habían preparado 30 zonas. 

Ante el hormigueo en el estómago, nada mejor que un bocadillo de butifarra para calmar la ansiedad y de paso hacer acopio de calorías para lo que nos esperaba (y tant, que dicen allí, que nos esperaba, y tant).

Preparando las butifarras y la beguda

Verificación y moto en el parque cerrado, con las preciosas placas personalizadas que sustituyen a los tradicionales números. Hasta en eso es original Jaume Casadesús.



Desde el año pasado, el formato del trial es hacer grupos que hacen el recorrido con dos controles. A mí me gusta pero entiendo que para los que compiten con ánimo de alcanzar un buen puesto en la clasificación, pueda tener varias desventajas. Pero este trial es para disfrutar, no para ganar trofeos. El triunfo es acabarlo, al menos para mí. Sé de uno que el año próximo lo va a hacer.

Mi grupo estaba compuesto por dos Kit Campeón, una sherpa 49, una OSSA MAR primera serie y dos TG,  pero sobre todo por cinco compañeros. Muy buena gente, todos de Barcelona y alrededores.

Salimos y lo primero que noto es que tenía que haber montado mucho más en la TG porque eso del freno a la izquierda para alguien que suele llevar una 330 es complicado. Yo creí que la Impala me había entrenado algo pero está claro que tenemos un chip para cada especialidad y con botas de trial, freno con la derecha, quiera o no.

Primera zona y primer fiasco. Efectivamente, frené con la palanca de cambios, lo que no suele ser muy efectivo. Eso sirvió para que desde ese momento, me obsesionara con las zonas que empezaban con una bajada y no eran pocas. Cuatro fiascos por este motivo tienen la culpa. Sí, soy lento aprendiendo, eso es parte de mi encanto...creo.

Después de un montón de tiempo llegamos a la zona 16, la de reponer fuerzas. Bendita sea. Llegué más muerto que vivo, después de pelearme con zonas que se habían complicado mucho con el barro y una interzona larguísima y algo puñeteras a veces. Me lo bebí todo y me zampé dos plátanos, una mandarina y no sé cuántos trozos de piña. No he comido tanta fruta en mi vida.
Foto: cortesía de Lluis Callis

Además, los más precavidos podíamos repostar si habíamos dejado un bidón a la salida. Me hice popular :-)

Foto: cortesía de Lluis Callis

Tras penar como un condenado y remar en un montón de zonas porque no era capaz de trazar con dignidad, llegamos al paddock a eso de las 18:15, es decir, toda una jornada laboral de ocho horas. Estaba literalmente a punto del colapso. Y eso que me piqué las cinco últimas zonas porque sólo tenía fuerzas para llegar y ni de eso estaba seguro.

Un buen plato de macarrones, un cuarto de pollo con patatas, un flan y dos litros de agua después, empecé a sentir algo de riego y dejar de cruzar los ojos.

Me fui al Hostal (que sigo recomendando) y ducha y cama. Haber elegido muerte, pensaba. Ni ví el partido del Madrid porque me quedé "sobao", será por mi origen cantabrón. Y encima sabía lo del 5-0 del Barça. Slowly improving :-)

Me pasé la noche decidiendo si salía o no el domingo y debo reconocer que la balanza se inclinó por el no, es decir, por el "ni de coña".

Por cierto, al bueno de Paco se le rompió la Impala antes de llegar ¡¡a la zona 1!! y se le acabó el trial. Se volvió a Madrid y quedé como único piloto del foro, según creo. Peor suerte es difícil tener, al menos en estos menesteres.

DOMINGO

Como diría Chiquito, me levanté después de los dolores y sorprendentemente, sentía las piernas. Además, me enteré del 0-1 y mi ánimo mejoró algo. Pero cuando volví a ser consciente de que tenía por delante una paliza como la del día anterior, no me vi capaz. Mi problema es que me fastidia mucho retirarme y eso implicaba un dilema que se encargaron de solucionar entre Stuart, Jaume y, sobre todo, la TG.

Stuart es un inglés peculiar que vive en Francia y fabrica los amortiguadores BPS y Magicals, además de preparar motos que vende después. Luego pondré unas fotos de lo que vendía allí. Tomando un café en EL Café, antes de la butifarra, me dijo que él nunca se había retirado pudiendo andar. Ingleses, ya se sabe. Tocan pelotas como nadie :-)

Jaume me dijo que "sólo" había 20 zonas y la mitad de recorrido y que estaba pensado para una duración de entre tres y cuatro horas. Eso me hizo replanteármelo.

Pero la que me ganó para la causa definitivamente, fue la TG. La saco del paddock después de la paliza que sufrió y, con todo el rocío y el frío de la mañana, arrancó a la primera y manteniendo el ralentí. "Se merece acabar, me lo está pidiendo". Así que, casco y a buscar al grupo para salir.

Monté mal pero disfrutando porque el cuerpo respondía mejor de lo previsto. El terreno estaba mejor, la tierra había absorbido casi toda el agua y estaba compacta así que ya no había excusa con el barro. El problema era yo, de hecho lo fui también el día anterior. Dos años sin hacer trial prácticamente, es lo que tienen.

Debo decir que sin la ayuda de los companys no sé qué habría sido de este gualtrapa. El de la otra TG, Lluis Soler (ilustre apellido), quizá por solidaridad de marca, ejerció de mochilero y en las zonas donde había subidas más que respetables, que no eran pocas, se colocaba en el sitio peligroso como ángel de la guarda lo que me daba una confianza que no tenía. Una abraçada, Lluis.

Los dos kilómetros de camino por pistas que llevaban al paddock fueron un gustazo. Se pasó todo el cansancio como por arte de magia.

A partir de ahí, todo un disfrute. El arroz me supo a gloria y eso que si mi suegra lo llega a ver, lo tira diciendo que eso es arroz caldoso y que hay que dejarlo reposar más tiempo. Buena es ella. La entrega de trofeos se hizo en el escenario habitual que montan en el polideportivo del colegio donde comemos y con un backstage que parecía un homenaje a Fernando:
Una pena que no hubiera también una TG y una MAR

 LA MOTO


Debo decir que la gran protagonista fue la impresionante 247 MK1 que tiene Julián. Pensar que la CG puede transformarse cual crisálida en algo parecido, me pone no sabéis cómo. Bueno, seguramente sí lo sabéis.

No dió un sólo problema. En las zonas no pudo ser más noble. La única observación que puedo hacer es que el Amal de esa época tiene un problema sexual. Cuando se calienta en exceso, la gasolina se evapora y hace que no suba de vueltas al arracarla después de mirar la zona. Porque arrancar arranca pero se queda como en un ralentí alto. Se soluciona dejándola acelerada a tope hasta que recupera el caudal adecuado y entra la gasolina. Cosa de diez-quince segundos. A la BSA le pasa igual. Una solución parece ser poner una placa de chapa entre el cilindro y el carburador para que evite que todo el calor llegue al cuerpo del carburador. Lo he visto en las motos de Rovira y Magriñá, así que debe ser buena idea.

Es de un equilibrado en todo que difícilmente se puede mejorar. Cómoda, noble y con un motor que puede parecer que se queda corto a veces pero que no se muere nunca, siempre queda chicha para acabar de subir y para un torpe como yo, mejor eso que una moto de 350 que me suele llevar a mí en vez de ser al revés.




Una joya. Como se suele decir, "si la pruebas te la quedas".

El encargado de las verificaciones, Damiá Picás, me felicitó (en realidad felicitaba a Julián pero el no lo sabía) por lo original de la moto. "¡¡Está mejor que la mía, collons!!. Y eso viniendo de él, tiene mucho valor.

Por el lado de los daños, guardabarros delantero abollado y depósito "tocado" con unas pocas burbujas pequeñas que anuncian fibra tocada.

De verdad, fantástica moto.


 LAS ZONAS

He editado para añadir este apartado que ayer, por hacer dos cosas a la vez (mi lado femenino, supongo), olvidé comentar.

Se nota, como ya he escrito anteriormente, que a Jaume le gusta el trial clásico y que además tiene muy claro cómo debe ser éste.

Las zonas típicas de Cabrianes son:

LARGAS: una delicia con un único incoveniente por culpa de mi mala cabeza. Cuando las inicio siempre tengo la sensación de que he olvidado algo, alguna flecha, el punto exacto donde girar, lo que sea y eso hace que ponga algún pie más de la cuenta. Pero eso es también parte del trial. Pero puestos a elegir, las prefiero largas. Venga, vale, siempre pensando en lo único. Size matters, al menos en esto.

CON MUCHO DESNIVEL: Me gustan mucho. Cambia los giros ratoneros a los que estamos acostumbrados en la meseta por subidas y bajadas muy divertidas. Aunque me haya costado algún revolcón.

TODAS TIENEN ALGÚN PASO que marca la diferencia entre los pilotos. A mí me cuesta un montón hacer ceros precisamente por eso pero todas apetece hacerlas (excepto la del Puma, este año la número 28,  que debería llamarse Dragón Khan y que me niego a intentar mientras no haya un SAMUR allí mismo).

FOTOS y CURIOSIDADES

SERVIDOR


Antes de salir el sábado e ignorante de lo que se avecinaba



Zona tres del sábado, todavía entero pero ya con el culo apretado porque empezaba a verle las orejas al lobo. Una zona preciosa, eso sí. La subida de entrada a la zona era parecida a la que se ve en la foto en la parte de atrás. ¡¡Cómo estira la TG!!

Foto: cortesía de la organización
GRUPO

De izquierda a derecha, los dos controles con moderna, servidor, Lluis Callis con Ossa M.A.R., seguidor con Sherpa 199a, Jordi Tubau con Sherpa 49 (rompió el embrague) y el domingo con Sherpa Kit pero como seguidor, Antonio Termes con Sherpa Kit, Ignasi Pellicé con sherpa Kit y Lluis Soler con TG




Mi grupo


Bonita foto de las tres marcas juntas:




Lluis, Toni BH que vino a saludar y Antonio:






LAS MOTOS DE STUART

HONTESA
Montesa-Honda pero de verdad. Una 123 con motor de Honda XL. Juzguen ustedes. Empeñado en vendérmela (3.000€) y me la dejó probar. Rara, rara pero hay que reconocer que no va mal. Cuestión de acostumbrarse, supongo pero yo nunca podría tener una Frankestein, tiendo a ser purista.
Cota 123-Honda XL (al lado una Greeves 2T)
¿COTA 247? e IMPALA TRIAL

Dice que en Inglaterra, cuando rompían el depósito original de la 247, le solían poner ese, que uno estándar que se hacía entonces. La Impala iba realmente bien.
Curiosas pero una pasta, oiga
Desde otra perspectiva

Ahora, una de todas juntas

All together. Todas juntas, 13.800€ "preu d'amic"
OTRAS MOTOS

OTRA IMPALA, PERO ESTA QUE SÍ CORRIÓ

Iba muy bien


Detalle del escape y freno y cambio a la derecha. No me habría venido mal :-)

OTRA TG MENOS USADA Y MENOS ORIGINAL

Derecha
Izquierda

FINAL



Para finalizar el ladrillo que os he endiñado a los que habéis llegado hasta aquí, sólo decir que merece la pena, que es una maravilla de trial, que se nota que está pensado por alguien que sabe de ésto y que además le encanta el trial y que marca para que disfrutemos.

Y un detalle, hoy he lavado la TG con una manguera de presión y, tras empaparla (con cuidado) y quitado barro y grasa, la he arrancado y...¿adivináis?.

Precisamente, a la primera y al ralentí se ha quedado.

Como le decía a Julián esta tarde, "esta moto tiene algo"

Gracias, Julián.

jueves, 20 de octubre de 2011

La "quita" de la Deuda del Reino de España

Inicio con esta entrada una serie de comentarios breves (prometo intentarlo) con aclaraciones a noticias que considere mal dadas o que induzcan a error.

Lo de Reino de España viene a cuento porque así es como se denomina nuestra Deuda Pública (Spain Kingdom).

Bueno, el asunto es que he leído en un prestigioso diario que Alemania y Francia iban a hacer una quita del 20% sobre nuestra deuda.

Esto es impropio de un periodista económico o que pretenda serlo.

En primer lugar, una quita es lo que el emisor de deuda decide dejar de pagar por no poder o por no querer, que de todo hay. Por ello, sería el soberano Estado español el que decida, en su caso, hacer un "default" y dejar a los acreedores tocando el violón.

Lo que el periódico debería haber publicado, en caso de querer informar correctamente, es que el núcleo duro europeo pretende que se devalúe el valor de la Deuda española en un 20%.

Implicaciones: importantes, graves y, por desgracia, insuficientes, ojalá no fueran necesarias. Esta medida implicaría que el valor de las posiciones en deuda española se verían minoradas en un 20%. Dado que nuestro sistema financiero tiene los libros empapelados, por el lado del activo, con bonos españoles, implicaría una necesidad de recapitalización importante de los bancos para tapar el agujero y ahora no parece fácil conseguirlo.

Como el peso de la deuda sobre el PIB es relativamente pequeño, no parece muy probable que dejemos de atender nuestras obligaciones, es decir, que pagar se pagará, por lo que a vencimiento, la provisión dotada de ese 20% devaluado se tornaría beneficio extraordinario y el efecto en resultados, en términos netos, sería neutro pero mientras tanto, a provisionar y recapitalizar.

Como daño colateral, menos crédito a las empresas, es decir, más desempleo.

EDITO (viernes, 21 de octubre, 06:50):

Siguiendo la coherencia mostrada desde su creación, la EBA (Autoridad Bancaria Europea) finalmente no va a exigir una regularización (lo que se ha llamadado retóricamente una "quita teórica"), pero sí que requiere un incremento del 9% del ratio de solvencia básico (TIER 1 o Core Capital, como se prefiera) cuando hace nada exigían un  5% para aprobar los tristemente famosos test de stress.

Dicho ratio es el Capital + Reservas, es decir, sin la basura inoculada ladinamente por las redes de oficinas entre los pobres ahorradores llamada Preferentes y otros instrumentos híbridos. Pero curiosamente, sí se aceptan los Bonos Convertibles que serán acciones en el futuro pero que ahora son bonos. Es decir, trampas en el solitario, as usual.

Tienen de plazo hasta junio de 2012.

No es tan duro como lo inicialmente anunciado pero harán falta cerca de quince mil millones de recapitalización, es decir, que no estarán a disposición de pymes y autónomos.

Para acabar, las entidades que más van a necesitar recapitalizarse son las cuatro cajas nacionalizadas, es decir, las gestionadas por políticos.

¡Y aún dicen que la culpa es del Neoliberalismo! (sea eso lo que sea). Como en el chiste de los abogados pero adaptado a lo que tenemos ahora: "¿Qué son 100.000 políticos en el fondo del mar?...Un buen principio"

jueves, 13 de octubre de 2011

Montesada 2011

Siempre es un disfrute ir a Tona a darse un chute de emes góticas en vena pero esta edición, la undécima, ha sido especialmente gratificante.

Además de haber sido la primera Montesada asfáltica, ésta ha tenido el plus impagable de que la hemos compartido con un grupo como no hay dos. El Moto Club Impala, cuya parte mollar está formada por unos tipos simplemente excelentes, nos ha recibido y acogido como si fuéramos sus amigos de toda la vida. Y lo cierto es que la sensación es recíproca.

Seguro que no hace falta esta aclaración pero bueno, ahí va. No estoy usando un plural mayestático, sino que Julián y yo fuimos juntos, como debe ser, a Tona.

Él ya ha dado su versión y aquí podéis leer su excelente crónica por lo que intentaré ser complementario porque no voy a mejorarla. Así que voy a comentar sólo algunos detalles de forma cronológica siguiendo el estilo que nos comentó el gran Pere Pí  que va a utilizar en su próximo libro.

Todo empezó a eso de las once de la mañana, con las motos cargadas en el remolque:


De izquierda a derecha, la Impala de Julián, la CG cubierta con una funda "anti-radiaciones" y la Impala 2. Lo de la funda, bromas aparte, era para ver qué opiniones me daban los que saben y si valía la pena producirlas. Parece que gustó.

Un viaje tranquilo y que se hizo corto. Con buena compañía y conversación amena da gusto viajar.

Nada más llegar, nos acercamos al campo de operaciones en el Balneari Codina a ver si veíamos a los amigos. Jaume ya se había ido pero nos encontramos con Pim, cosa nada extraña porque debe pasar muchas horas preparando el evento. Nos llevó al almacén. Una delicia, un viaje al pasado.

Ya que vamos de clásicos, unas fotos antes/después del Balneario:

Principios de siglo XX
Actualmente
Quién podía imaginar que, con el tiempo, iba a albergar en su jardín algo tal que ésto (foto del martes):


Aquí es donde los cabras del trial hacen cosas que desafían a la Física y hasta al sentido común. No me explico cómo son capaces.

La cena con los amics, estupenda. Pep se marcó el detalle, como artista que es, de proveernos de unos manteles individuales chulos, chulos. Yo me llevé dos :-)


La foto tiene un par de detalles a mencionar. El mantel es una edición limitada realizada exclusivamente para la cena, como reza su cabecera "Sopar - Cena". Además, se ve una botella de la cerveza impalera por excelencia, Moritz. Muy rica, por cierto. No eché de menos a mi querida Mahou Clásica (cuál si no).

Tras el desayuno, muy agradable pero breve porque a las nueve había que pasar lista, fuimos al Balneario. Allí hablé con Pere Molina, otro gran tipo, para ver si me aceptaba la CG en depósito mientras impalábamos por las carreteras de Tona. El bueno de Pere, ignorante de que le llevaba a Chuky disfrazado de 247, aceptó con una sonrisa como hace todas las cosas y allí que la llevé. Hasta le puso cartelito informativo y todo:


Como anécdota, ésta ha sido la primera Montesada con tres motos Domínguez de la historia. La Hija de Satanás ya presentada, una preciosa Réplica Rápita 24H Resistencia de Jaume:


y una perfecta Cota 25 de la que será la próxima Laia a poco que se aplique, porque aplomo tiene, Paula Domínguez:


Otras joyas pata negra que estaban presentes en la exposición:

Xavi Arenas
Réplica Impala GP

Pep Itchart
Réplica Impala Carreras 250 cc.
Otras no pata negra pero joyas al fin y al cabo:

Enduro 125 L en mucho mejor estado que la mía. Al fondo, Pere Molina
Enduro 250 H6 y Cappra 250 VB
Volviendo a lo que nos ocupa directamente, colocamos nuestras Impalas en línea de salida, al final de la parrilla de salida y algo retraídas, quizá por la timidez de ser novatas:


El recorrido era perfecto. Como comentaba Julián, habría que averiguar cuándo hizo Montesa esa carretera para que fuera perfecta para las Impalas...¿o fue al revés?

A Rafa le dió por morrearse con un Ford Fiesta y, como buen aragonés que es y con una cabeza dura como los ricos adoquines de su tierra, dejó el coche como un Fiat 500. Menos mal que no llevaba cachirulo que si no, se carga a los del coche. Se saldó con un rasguño y las estriberas y el escape doblados. Volvió al paddock circulando y porque no quiso que si no se marca una Jota por el camino. Por cierto, qué bonita moto tiene:

Impala 250 Sport algo magullada pero igualmente preciosa

Después de dejar arreglado el siniestro, nos volvimos con Xavi sobre nuestros pasos, contentos por no tener que lamentar nada relevante.

Ya de vuelta, no podía faltar una foto donde se apoyan las Cotas campeonas del mundo:


Un detalle friqui que nadie advirtió (no sé si alegrarme) son las zapatillas Clice con los colores de guerra y la leyenda Montesa en las lengüetas. Si no lo escribo reviento.

A la hora de recoger, agradable charla con el padre de Pim, amigo de Julián que nos presenta a Pere Pí, un icono para todo montesista, que nos contó algunas cosas sobre el libro que ha escrito sobre sus vivencias y que está en fase de traducción para proceder a su publicación. Ya tiene dos vendidos.

Después, ruta turística hasta encontrar el Gurri Xic donde comimos estupendamente. Xavi demostró que con un manillar en las manos puede hacer lo que le dé la gana y Julián, la cota tira al monte, hizo un par de ejercicios trialeros con la Monty del hijo de Pep. Este instante no se me escapó:

¿Ot de Cabo o Julián Pí?
Para terminar, parada en casa de Pep para dejar a la bestia del pantano, el depósito de la Impala 2 y recoger el principio del proyecto pepino-sexual que se va a hacer Julián, pero eso ya lo contará él.

Viaje a Madrid que, por primera vez, me mosqueó porque a eso de la una empecé a notar que hacía (yo) cosas raras con el volante y le pasé los mandos a Julián.

En fin, una delicia de viaje pero, sobre todo, unas personas fuera de serie las que tenemos la suerte de poder contar entre nuestros amigos.

Gràçies amics.